16
Sep
09

Cantos de Guerra

Hay canciones, ideas y frases que, poco a poco, a través de los años, cosechamos y guardamos. Son los cantos de guerra, a los que regresamos una y otra vez, para recobrar fuerza, para no olvidar las lecciones imprescindibles, para buscar consuelo, para  volver a planear los sueños.

Desde que me acuerdo, siempre he tenido canciones de guerra: alguna vez era Massiel cantando Rosas en el Mar y, desde luego, eran los últimos años de la década de los sesenta; desde los años ochenta, en cada cumpleaños, regresa Vienna, de Billy Joel, con sus lecciones fundamentales: “puedes soñar, pero no esperes que todo se convierta en realidad” y algunas frases más. Más recientemente, desde el inicio del milenio, Justine, de Miguel Bosé, es una constante, y ahora, cuando pareciera que el sueño posmoderno ha dado una vuelta de campana, cuando a muchos se les olvida aquel principio de resistencia que imaginó Lyotard, hasta  Te quedas o te vas  de Belanova suena amorosamente vital, asociada a Les Rois du Monde. Otras canciones han ido y venido, impregnadas de sueños, de absurda alegría, de lágrimas o de rabia. Todas siguen ahí, pero estas son las esenciales, las que van siempre en el bagaje para vivir y combatir en este, El Reino de Todos los Días, donde hay historias del pasado, pero también del presente…

Pero hoy es miércoles, y hace 199 años que el padre Hidalgo decidió guardarse el miedo en la faltriquera para salir a cambiar el mundo. Esta madrugada escucharía Este Mundo Va, de Miguel Bosé, para no quedarme en el intento, para decir, como Sabina, esta boca es mía, para librar batallas personales y para no olvidar lo que no debe olvidarse, para sepultar lo que debe sepultarse y para conversar, porque las ideas también son acción, y más cuando tienen su referente en el mundo que se toca, que se acaricia y que se ama, en el mundo al que nos sumamos cuando salimos a la calle y vemos esas ideas, algunas obsesiones y otras tantas preocupaciones reflejadas en la gente que camina, en la virgen de Guadalupe que se aparece en una placa de mármol del Metro chilango, en la mirada de la gran estatua de Pancho Zarco, allí en el Paseo de la Reforma, al pendiente de cuanta marcha y/o protesta y/o dicha desfila delante de él; en el empeño de algunos de convertir nuestra vida pública en una farsa esperpéntica, en la voluntad de otros de construir su trinchera personal y desde ahí hacer cada quien lo suyo, porque todo se paga, lo bueno y lo malo, lo absurdo y lo razonable, las apuestas, los riesgos y la inercia.

Hoy es miércoles de madrugada, por suerte, y en la Ciudad de México no deja de llover: se limpian las piedras viejas,  los cristales nuevos, las amarguras se deslavan y las ocasiones de contento se salen a la calle, como perritos, a meter las patas en los charcos, a sacudirse el polvo del pesimismo, del desaliento y retozan en el sueño de que cada día puede ser mejor. Hoy es miércoles, por suerte, y este blog se encomienda a la protección de sus cuatro santos tutelares: Don Guillermo Prieto, que se hubiera divertido de lo lindo si hubiese vivido en esta la era del ciberespacio, Oscar Wilde, amante irredento de lo bello y amigo de correr riesgos con valentía; Lewis Carroll, porque hace falta su respaldo para lidiar con la crónica del absurdo cotidiano y, at last, but not least, ese ángel solitario, la Victoria Alada de la Columna de la Independencia, tan agobiada en estos días de prólogos Centenarios y Bicentenarios, seguramente tan cansada a veces, pero siempre entera, dispuesta a escuchar ruegos, preguntas, obsesiones y secretos, luminosa, como en las madrugadas de 2001, cuando pasaba a la carrera junto a ella, rumbo al noticiero de radio.

Pasados los fuegos de artificio, la oscuridad se acomoda sobre la ciudad como gato adormilado. En un rato llegará la luz y del televisor encendido llega un anuncio de alguna cosa que habla de la “gente de verdad”. Esa es la que busco, la que no vive en ningún “landia”, la que, con las precauciones del caso, sueña y se emociona y se entusiasma y se enoja y se rebela y desafía al mundo cada jornada, esa es con la que quiero hablar. Aquí hay lugar para todos nosotros; aquí la forma es el diálogo, la meta es la amorosa conjura que nos une, nos convoca y nos abraza, aquí, en El Reino de Todos los Días.


10 Responses to “Cantos de Guerra”


  1. 1 Ma. Elena Esparza G.
    septiembre 17, 2009 a las 11:17 pm

    Mi querida Bertha!!! que gusto me da este espacio en el cual nos deleitas con tu cultura y tus maravillosos comentarios.

    Muchas felicidades!!!!!!!!!!!!!!!

  2. 2 Bertha Hernández
    septiembre 18, 2009 a las 3:29 am

    ¡¡Male querida!! Mil gracias por visitar este Reino de Todos los Días, y espero que te siga gustando, vas a ver cómo nos vamos a divertir….
    Beeeeesos!!!
    B

  3. septiembre 18, 2009 a las 6:39 pm

    Querida y bien recordada Bertha: ¡Felicidades por lo que estás haciendo y el espacio con el que ahora cuentas! Espero ser uno de esos que buscas, que no viven en ninguna “landia”. El año próximo hablaré sobre “La lógica de Alicia” de ese fotógrafo de niñas que fue Lewis Carroll. Un fuerte abrazo de ALEJANDRO.

  4. septiembre 18, 2009 a las 6:41 pm

    ok. No sé si fue o no encriptado el espectáculo multimedia del zócalo, pero me gustó ahí donde el Palacio de Gobierno parece derrumbarse, y me impresionó lo que hacen estos chicos con las computadoras.

    • 5 Bertha Hernández
      septiembre 19, 2009 a las 8:05 pm

      Alex: Verdaderamente se trata de un espectáculo muy hermoso. Cuando lo vi, me fascinó ver a las viejas piedras virreinales (dos pisos) y callistas (un piso) del Palacio Nacional estirarse, moverse, después de siglos y décadas de mirar pasar la vida de este sufrido país. Y lo mejor: la gente que va a presenciar el espectáculo se emociona profundamente. Al menos esta parte sí que cumple con su cometido. El pensar lo demás, creo, nos toca a nosotros.
      Muchos abrazos
      Bertha.

  5. 6 Bertha Hernández
    septiembre 18, 2009 a las 8:26 pm

    Alex querido: mil gracias y bienvenido a este Reino donde hay espacio para platicar de tooodos estos temas que nos interesan y nos apasionan. Cuéntanos más de “La Lógica de Alicia” ¿dónde, cuándo, cómo? ¡va a estar fenomenal!
    Un gran abrazo
    Bertha

  6. septiembre 19, 2009 a las 6:13 pm

    FELICIDADES, QUEDIRA BERTHA:

    AHORA PRUEBAS QUE LA HISTORIA NO ES DE BRONCE, QUE ES UN EJERCICIO INTELECTUAL VIVO, APASIONANTE Y HASTA DIVERTIDO.
    UN FUERTE ABRAZO

  7. 8 Bertha Hernández
    septiembre 19, 2009 a las 8:13 pm

    Jefe Muy Querido: Como ve, aquí vamos, precisamente en ese intento. No hay caso para lanzar la espada en prenda como Victoria, pero sí toda la neurona disponible. Todo, tiene razón usted, se reacomoda en el Universo. Gracias por todo.
    Bertha.

  8. 9 Carlos Miguel hernandez Moreno
    septiembre 22, 2009 a las 2:28 pm

    Me contó nn amigo del trabajo que fue al espectáculo Show de la academia el sábado, transcribo:

    …y amí a consorte se le ocurrió ir a ver el espwctáculo en el Zocálo, dejamos el carro en el estaxcionamiento de Bellas Artes, y pues a pie hasta el zocalo. pero al irnos acercando, era tal la gente, que llegó un momento que no podiamos avanzar ni regresar, ni movernos. Señoras con niños, hombres bufando y tratando de avisorar por donde diablos ir. Tapones de gente, mucha gente, y los policias ni hacían ni nada.

    otra compañera que también se le ocurrió ir al show, de no bigotes malos, sufríó los apretones de su vida, a pesar de que iba con su novio, y pensé pus al novio también le tocó y creo le gusto porque no defendió con bizarra valentía el honor de la doncella.

    Sirvan dos ejemplos de arrojo para ir con las multitudes a shous decoordinados del Gobierno del D:F y El Gobierno Federal. ” NO aprenden”, por eso salen muertitos…

    saludos

  9. 10 Bertha Hernández
    septiembre 22, 2009 a las 3:27 pm

    Así las cosas, Carlitos, así las cosas. si tomar las fotos tomó su trabajillo, para quien lo desee, estoy preparando un power point con las mejorcitas que saqué esa noche, aviso cuando esté, por si alguien lo quiere.
    saluditos.
    B


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


En todo el Reino

septiembre 2009
L M X J V S D
    Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6.465 seguidores

Y EN EL VÉRTIGO DE TWITTER…

Aquí se habla de:

Para tener a mano

"Hidalgo la historia jamás contada" Adolfo López Mateos Agustín de Iturbide Alejandro Giacomán Ana de la Reguera Antonio Serrano Bertha Hernández Bicentenario del Inicio de la Independencia Biografía de Ignacio Manuel Altamirano Centenario de la Decena Trágica Centenario del Inicio de la Revolución Cine mexicano Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos conmemoraciones cívicas Conmemoraciones del año 2010 conmemoraciones históricas conmemoración del 20 de noviembre conmemoración de la batalla del 5 de mayo cráneo de Miguel Hidalgo cultura funeraria mexicana del siglo XIX Daniel Giménez Cacho Decena Trágica Demián Bichir desfile conmemorativo del 20 de noviembre Día de Muertos en México embalsamamiento de cadáveres Federico Gamboa Francisco I. Madero Francisco Zarco Fuertes de Loreto y Guadalupe Gabriel García Márquez Guillermo Prieto Historias de periodistas mexicanos homenaje a los restos de los caudillos de la independencia Ignacio Allende Ignacio Manuel Altamirano Ignacio Zaragoza Jacobo Dalevuelta Joaquín D. Casasús Josefina Zoraida Vázquez José Emilio Pacheco Laura Méndez de Cuenca Leona Vicario Libros Bertha Hernández G. libros de texto gratuitos Manuel Acuña Martín Luis Guzmán Maximiliano de Habsburgo Miguel Hidalgo Miguel Hidalgo y Costilla Monedas conmemorativas Muerte de Ignacio Manuel Altamirano México Conmemoraciones del Bicentenario Palacio Nacional Panteón del Campo Florido Panteón de San Fernando Pelicula El Infierno Peliculas del Bicentenario México 2010 Película "Héroes Verdaderos" Película Hidalgo la Historia Jamás Contada Películas Bicentenarias Películas del Bicentenario México películas históricas Películas sobre Miguel Hidalgo Pepe Fonseca Personajes en monedas de 5 pesos conmemorativas Poetas mexicanos del siglo XIX Reportero Gabriel García Márquez Restos de José María Morelos restos de los caudillos de la Independencia Restos humanos de personajes célebres Rosario de la Peña y Llerena Terremoto de 1985 en la Ciudad de México traslado de los restos de los caudillos de la independencia en 1823 Zócalo de la Ciudad de México

A %d blogueros les gusta esto: