07
Ene
10

Postales del tiempo presente: un amanecer de 2010

Ver el mundo con ojos aún emocionados

Desde la ventana de casa miro el 2010.  Carrera interminable, para seguir mirando este país tan noble aún tan vital, tan enérgico, aún tan amoroso con sus piedras, sus recuerdos, sus memorias. Y ya harta el empeño de algunos en decir que todo es cuestión de actitud, de apelar a la paciencia de una sociedad irritada por la soberbia y la ceguera de muchos que creen que el país es como se lo imaginan. No, ni el país, ni la vida en este Reino de Todos los Días, ni el futuro ni las discusiones sobre el pasado ni las conmemoraciones de 2010 se resuelven a base de “actitudes” simplemente, para repetir como mantra “Todoestábientodoestábientodoestábien”. No, en este México de enero de 2010 hay cosas muy malas, pero también hay cosas muy buenas y habrá cosas que se quedarán en el terreno de lo que apenas se pudo hacer. Cuestión de empeños y de tenacidad, y de una decisión fundamental: la vida sigue y tiene que ser mejor.

Por eso no me gusta, así de simple, que en el mensaje de año nuevo el presidente Calderón llame a no dejarse llevar por las “visiones pesimistas”, o sea, compañeros, no seamos negativos, qué fea actitud. La vida, hasta donde los hechos me han demostrado, cambia con nuestras decisiones y eso de “la actitud” me parece con frecuencia difuso, ambiguo. He escuchado  a algunos personajes quejarse de las “negativeces” (juro que la palabra yo no la inventé) de otros, cuando esos mismos personajes, el día que se levantan de malas, tienen la capacidad para hacerle la vida imposible a la comunidad que le rodea. Nadie quiere vivir cerca de un agorero del desastre que lleva encima su propia nubecita negra, con lluvia, rayos y centellas, pero yo no elegiría por compañía sistemática al que se niega a mirar, al que cree que el país entero es como lo que queda de la clase media que, si se entera que falta de pan (alimento) aconseja buscar rosca de reyes, y lo circula en el Twitter o en el Facebook, y por el mismo medio se desatan andanadas de insultos contra Esteban Arce acusándole de homofóbico. La verdad, me parece que tanta corrección política resulta cansada en cierto momento, y no defiendo a Arce, pero hay que reconocer que este peculiar conductor de programas televisivos tiene tanto derecho como yo y como todos los amigos de este Reino a decir lo que piensa.  Pero estoy cierta de que el señor Arce no tiene derecho a usar los medios de comunicación para hacer gala de su enorme ignorancia. Eso es lo que escandaliza.

Y con todo, este breve paréntesis pertenece a un mundo al que no todos los que viven en esta ciudad se asoman cotidianamente. Hay otras esperanzas, otros miedos, otros dolores, otros amores. con seguridad no podemos solucionar las aspiraciones y necesidades de estos 105 millones de personas. Pero sí podemos saber de su presencia, no olvidar las fugaces postales del dolor, de la miseria, de la ignorancia, de la soledad en que viven algunos y a las que a veces nos es concedido asomar. Y si algo, en algún momento, aunque sea por un instante, podemos hacer porque el dolor disminuya, porque la miseria lastime menos, porque la soledad se apacigue por un rato, porque la ignorancia y el olvido se desvanezcan, bastante y bueno estaremos haciendo. Y eso no es tarea de 2010, sino de 2011, de 2012, de los años por venir, y así darle sentido a hablar del pasado, a rescatar la memoria, a compartir la emoción de encontrarnos con los que fuimos alguna vez.  Esa es la historia emocionada, “en vilo como nuestros amores” de la que habló Edmundo O´Gorman (ese parrafito se está poniendo de moda. Ojalá se reflejara en el mundo de los historiadores).  Esa es la  historia que seguiremos compartiendo. Feliz 2010.

Anuncios

0 Responses to “Postales del tiempo presente: un amanecer de 2010”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


En todo el Reino

enero 2010
L M X J V S D
« Nov   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 7.574 seguidores

Y EN EL VÉRTIGO DE TWITTER…

Comentarios recientes

Bertha Hernández en Postal del pasado remoto: los…
Carlos Gaudencio Vil… en Postal del pasado remoto: los…
juan carlos gonzalez en La Patria está en todas p…
Bertha Hernández en El grito según Federico G…
AGUSTIN SANCHEZ GONZ… en El grito según Federico G…
JUAN ANTONIO HERNAND… en Postales del tiempo pasado: El…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria: la j…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria. Dos:…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria. Dos:…
Gabriel J. García Le… en Tres postales de memoria: la j…

Aquí se habla de:

Para tener a mano

"Hidalgo la historia jamás contada" Adolfo López Mateos Agustín de Iturbide Alejandro Giacomán Ana de la Reguera Antonio Serrano Bertha Hernández Bicentenario del Inicio de la Independencia Biografía de Ignacio Manuel Altamirano Centenario de la Decena Trágica Centenario del Inicio de la Revolución Cine mexicano Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos conmemoraciones cívicas Conmemoraciones del año 2010 conmemoraciones históricas conmemoración del 20 de noviembre conmemoración de la batalla del 5 de mayo cráneo de Miguel Hidalgo cultura funeraria mexicana del siglo XIX Daniel Giménez Cacho Decena Trágica Demián Bichir desfile conmemorativo del 20 de noviembre Día de Muertos en México embalsamamiento de cadáveres Federico Gamboa Francisco I. Madero Francisco Zarco Fuertes de Loreto y Guadalupe Gabriel García Márquez Guillermo Prieto Historias de periodistas mexicanos homenaje a los restos de los caudillos de la independencia Ignacio Allende Ignacio Manuel Altamirano Ignacio Zaragoza Jacobo Dalevuelta Joaquín D. Casasús Josefina Zoraida Vázquez José Emilio Pacheco Laura Méndez de Cuenca Leona Vicario Libros Bertha Hernández G. libros de texto gratuitos Manuel Acuña Martín Luis Guzmán Maximiliano de Habsburgo Miguel Hidalgo Miguel Hidalgo y Costilla Monedas conmemorativas Muerte de Ignacio Manuel Altamirano México Conmemoraciones del Bicentenario Palacio Nacional Panteón del Campo Florido Panteón de San Fernando Pelicula El Infierno Peliculas del Bicentenario México 2010 Película "Héroes Verdaderos" Película Hidalgo la Historia Jamás Contada Películas Bicentenarias Películas del Bicentenario México películas históricas Películas sobre Miguel Hidalgo Pepe Fonseca Personajes en monedas de 5 pesos conmemorativas Poetas mexicanos del siglo XIX Reportero Gabriel García Márquez Restos de José María Morelos restos de los caudillos de la Independencia Restos humanos de personajes célebres Rosario de la Peña y Llerena Terremoto de 1985 en la Ciudad de México traslado de los restos de los caudillos de la independencia en 1823 Zócalo de la Ciudad de México

A %d blogueros les gusta esto: