05
Ago
13

En busca del cónsul Gilberto Bosques

En 1936, Valdés Garza retrató a don Gilberto. La imagen, de su archivo, la rescata la biografía "Gilberto Bosques Saldívar", editado por la CDHDF

En 1936, Valdés Garza retrató a don Gilberto. La imagen, de su archivo, la rescata la biografía “Gilberto Bosques Saldívar”, editado por la CDHDF

Sorprende que haya tanto que decir de Gilberto Bosques, revolucionario y diplomático mexicano, y que haya tan poco material publicado acerca de la biografía de este personaje.   Casi todos los libros que se han editado acerca de él, se encuentran agotados, y el archivo personal de este hombre, al que algunos, pocos, realmente conocen como el “Schindler mexicano”, aún no se convierte en punto de partida de abundantes  búsquedas y  trabajos publicados por los investigadores de las ciencias sociales y las humanidades.

Claro que, cuando averiguamos, y nos enteramos que Gilberto Bosques extendió en la Francia ocupada 40 mil visas mexicanas  para salvar a otras tantas personas con la protección del Estado mexicano, nos queda la impresión que tuvo aquel amigo de la familia Bosques, que opina que, en vez de que don Gilberto sea llamado “El Schindler mexicano”, Oskar Schindler debiera ser conocido como “el Bosques alemán”.

Pero cuando sabemos de él como uno de los líderes juveniles del antirreeleccionismo poblano, cerca de Aquiles Serdán, cuando lo imaginamos parado cerca de Francisco Madero en el discurso cuyos ecos aún escuchamos en la grabación que hizo el actor Julio Ayala en 1911, cuando sabemos de su paso por el carrancismo, por el Congreso Constituyente de 1917; cuando sabemos que es uno de los artífices del artículo constitucional referente a la educación socialista en los años 30 del siglo XX, la perspectiva del personaje cambia por completo, Bosques pertenece a esa generación que sí vive y participa de la Revolución mexicana, y que viven convencidos de lo que han construido y defendido; forman parte de las instituciones de los regímenes posrevolucionarios y son orgullosos representantes de un Estado al que consideran transformador.

Hoy día, cuando está de moda englobar todo el pasado anterior a la transición democrática en el lugar común del “régimen autoritario” o peor aún, del “priato”, pareciera un reto rescatar del pasado a personajes de esta envergadura, entenderlos en su contexto y comprender las defensas que muchos de ellos harían, en su vejez, de la cultura y los hombres de la Revolución.

Dos momentos de la biografía del Cónsul Bosques me parecen interesantísimos y aún no investigados a profundidad: uno, el año que fungió como director del periódico del Estado mexicano, El Nacional. Bosques, desde muy joven había incursionado en el quehacer periodístico y era colaborador del diario que llegó a encabezar. Uno de los datos que ya se conocen es que Bosques planeaba una expansión importante para El Nacional, con bases en Mérida y en Los Ángeles, para alcanzar una cobertura más allá del territorio nacional. También se sabe que en ese año en que dirigió El Nacional, diario que mereció en alguna etapa de su vida los insultos y las descalificaciones de los que lo juzgaban sin matices como un “periódico oficialista”, hasta la publicidad se incrementó.

El otro momento de gran interés en su biografía, lo constituyen los años (1953-1964) que pasó como embajador de Cuba, donde, antes de la caída de Batista, intervino para sacar de la cárcel a Raúl Castro. Y, triunfante la revolución, se hizo muy amigo del Che Guevara, que solía visitarlo en la embajada mexicana para platicar e intercambiar impresiones.

Don Gilberto, con el joven  que fue Fidel Castro. La imagen también se puede ver en el libro "Gilberto Bosques Saldívar" editado por la CDHDF

Don Gilberto, con el joven que fue Fidel Castro. La imagen también se puede ver en el libro “Gilberto Bosques Saldívar” editado por la CDHDF

Este sábado pasado visitó Historia en Vivo Laura Bosques, hija de don Gilberto. Se le iluminan los ojos cuando habla de los días de Francia, de la noche que su padre pasó firmando visa, tras visa tras visa, del año que pasaron la familia Bosques y el resto de la delegación mexicana, digamos, “arraigados” en poder de los alemanes; del canje hecho por el gobierno mexicano para rescatarlos: por cada doce mexicanos, un alemán de los que estaban presos en el campo de concentración que desde 1942 estaba habilitado en el Fuerte de Perote para mantener allí a los “ciudadanos de los países del Eje”, como se decía en aquel lejano 1942.

Debo añadir que aquel campo de concentración es toda una historia del periodismo mexicano, de esas que emocionan: un muchacho muy joven entonces, Jorge Piñó Sandoval, logró colarse a Perote, un sitio que en esos momentos de guerra, estaba escondidísimo de los reporteros: no se dejaba asomarse a nadie. Pero Piñó consiguió la ayuda de un amigo suyo, el entonces oficial mayor de la Secretaría de Gobernación: Adolfo Ruiz Cortines, quien le allanó el camino hasta Perote. Allá, Piño les contó un cuento chino a los responsables de la seguridad: su hermana había tenido amores con un alemán, juraba poniendo cara de buen chico, y de esos amores había nacido un bebé. Él ahora buscaba a este inexistente alemán enamorado para contarle de su paternidad. Apiadados y conmovidos, los vigilantes le franquearon la entrada. Lo demás fue nota de primera plana. Los reporteros, los buenos reporteros, siempre aparecen así de improviso. Y al recordar todo esto en compañía de Laura Bosques y Joaquín Urquidi, me queda claro que el archivo de don Gilberto, que se encuentra en el Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional, nos puede ofrecer materiales y temas de investigación formidables. Lo anoto en la lista de pendientes, para agregar historias a este puñado que les comparto.

LIGAS A SITIOS Y ARTÍCULOS QUE ABORDAN LA BIOGRAFÍA DEL CÓNSUL GILBERTO BOSQUES

Fundación Gilberto Bosques, Saldívar A.C.:   http://gilbertobosquessaldivar.org/

Del colega Arno Burkholder De la Rosa:  ¿Fue un héroe Gilberto Bosques?

Un reportaje del semanario Proceso: Gilberto Bosques y el rescate de 40 mil víctimas del fascismo.

Un fragmento de memoria de los días de Francia, de la pluma del mismo don Gilberto Bosques:  La diplomacia mexicana durante la Segunda Guerra Mundial

El primer informe presidencial de Lázaro Cárdenas, en 1935, y la respuesta que dio al informe Gilberto Bosques.

Anuncios

2 Responses to “En busca del cónsul Gilberto Bosques”


  1. mayo 8, 2016 en 1:14 pm

    Muy buen análisis y propuesta de líneas de investigación, muchas felicidades. Dejo mi propia indagatoria sobre Gilberto Bosques Saldívar, donde se encuentra algún detalle de interés como la convicción de que fue masón, por cierto muy discreto como se usaba entonces. http://carlosvaldesmartin.blogspot.mx/2016/05/gilberto-bosques-biografia-en-la-europa.html

    • 2 Bertha Hernández
      mayo 11, 2016 en 5:55 pm

      Estimado Carlos, le agradezco mucho la lectura del texto sobre don Gilberto Bosques, sin lugar a duda un personaje formidable. Le agradezco la liga que me proporciona. Puede estar seguro de que la leeré con atención. Reciba un cordial saludo.
      Bertha.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


En todo el Reino

agosto 2013
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 7.574 seguidores

Y EN EL VÉRTIGO DE TWITTER…

Comentarios recientes

Bertha Hernández en Postal del pasado remoto: los…
Carlos Gaudencio Vil… en Postal del pasado remoto: los…
juan carlos gonzalez en La Patria está en todas p…
Bertha Hernández en El grito según Federico G…
AGUSTIN SANCHEZ GONZ… en El grito según Federico G…
JUAN ANTONIO HERNAND… en Postales del tiempo pasado: El…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria: la j…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria. Dos:…
Bertha Hernández en Tres postales de memoria. Dos:…
Gabriel J. García Le… en Tres postales de memoria: la j…

Aquí se habla de:

Para tener a mano

"Hidalgo la historia jamás contada" Adolfo López Mateos Agustín de Iturbide Alejandro Giacomán Ana de la Reguera Antonio Serrano Bertha Hernández Bicentenario del Inicio de la Independencia Biografía de Ignacio Manuel Altamirano Centenario de la Decena Trágica Centenario del Inicio de la Revolución Cine mexicano Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos conmemoraciones cívicas Conmemoraciones del año 2010 conmemoraciones históricas conmemoración del 20 de noviembre conmemoración de la batalla del 5 de mayo cráneo de Miguel Hidalgo cultura funeraria mexicana del siglo XIX Daniel Giménez Cacho Decena Trágica Demián Bichir desfile conmemorativo del 20 de noviembre Día de Muertos en México embalsamamiento de cadáveres Federico Gamboa Francisco I. Madero Francisco Zarco Fuertes de Loreto y Guadalupe Gabriel García Márquez Guillermo Prieto Historias de periodistas mexicanos homenaje a los restos de los caudillos de la independencia Ignacio Allende Ignacio Manuel Altamirano Ignacio Zaragoza Jacobo Dalevuelta Joaquín D. Casasús Josefina Zoraida Vázquez José Emilio Pacheco Laura Méndez de Cuenca Leona Vicario Libros Bertha Hernández G. libros de texto gratuitos Manuel Acuña Martín Luis Guzmán Maximiliano de Habsburgo Miguel Hidalgo Miguel Hidalgo y Costilla Monedas conmemorativas Muerte de Ignacio Manuel Altamirano México Conmemoraciones del Bicentenario Palacio Nacional Panteón del Campo Florido Panteón de San Fernando Pelicula El Infierno Peliculas del Bicentenario México 2010 Película "Héroes Verdaderos" Película Hidalgo la Historia Jamás Contada Películas Bicentenarias Películas del Bicentenario México películas históricas Películas sobre Miguel Hidalgo Pepe Fonseca Personajes en monedas de 5 pesos conmemorativas Poetas mexicanos del siglo XIX Reportero Gabriel García Márquez Restos de José María Morelos restos de los caudillos de la Independencia Restos humanos de personajes célebres Rosario de la Peña y Llerena Terremoto de 1985 en la Ciudad de México traslado de los restos de los caudillos de la independencia en 1823 Zócalo de la Ciudad de México

A %d blogueros les gusta esto: